Coronavirus en Argentina: radiografía de los cinco municipios del conurbano que tienen más contagios

INFOBAE

Los partidos de Merlo, La Matanza, Quilmes, Vicente López y San Martín son los que más casos registran; la explicación del Ministerio de Salud de la provincia y la infraestructura con la que cuenta cada distrito para enfrentar la pandemia

Por Martín Dinatale - 3 de mayo de 2020
mdinatale@infobae.com

Con diferencias de población, niveles socioeconómicos y una despareja infraestructura estatal, La Matanza, Quilmes, San Martín, Merlo y Vicente López son hoy los cinco municipios que más casos de coronavirus registran en el conurbano.

Se trata de distritos donde la gobernación bonaerense que encabeza Axel Kicillof puso el foco de atención en los últimos días y los intendentes están atentos a cualquier brote que dispare una mayor cantidad de enfermos de coronavirus.

Según detallaron a Infobae fuentes oficiales del gobierno nacional y de la provincia de Buenos Aires, hasta ayer La Matanza registraba 105 casos; sigue San Martín con 99 contagiados; Merlo, 69; Quilmes con 65; y Vicente López, 61 casos de COVID-19.

La provincia de Buenos Aires y la Capital Federal son los distritos del país con mayores niveles de contagiados de coronavirus, pero desde la Casa Rosada siguen con atención lo que ocurre en el conurbano por varios motivos: la densidad de población, los altos niveles de pobreza y la infraestructura sanitaria en muchos casos deficitaria.

“Hay que poner la vigilancia en muchos lugares donde hay niveles altos de concentración de gente aunque esto no implica necesariamente un disparador de contagios. Lo más relevante que hubo en muchos casos donde se dispararon brotes de COVID-19 es en aquellos lugares donde hubo circulación comunitaria”, explicó a Infobae el viceministro de Salud bonaerense Nicolás Kreplak.

La preocupación de las autoridades de Salud bonaerense es entendible: los picos de contagio no siempre se vinculan a distritos donde la población es elevada o los niveles socioeconómicos pueden ser altos. En muchos casos los registros de aumento de coronavirus respondían a brotes registrados en clínicas, hospitales, geriátricos o incluso lugares de trabajo que hizo que se dispararán los rankings de estos cinco municipios del conurbano que están en la mira.

Kreplak destacó la necesidad de atender lo que llaman “vigilancia activa”. Es decir, el seguimiento de los grupos con quienes un infectado mantuvo contactos antes de contagiarse de COVID-19.

No obstante, el viceministro de Salud cree que los niveles de contagio en el conurbano aun no son elevados y destacó que “mientras haya aislamiento social estricto todo es más controlable”.

Al hacer un repaso de los municipios que registran más casos, Kreplak dijo que en la mayoría actualmente hay apenas un 30% de las camas ocupadas, más del 50% de las camas de terapia desocupadas y una infraestructura sanitaria “acorde a los tiempos”.

Sin embargo, el viceministro de Salud bonaerense cree que una eventual ola de contagios se proyecta en 50.000 casos. “Hoy estamos muy lejos de eso”, dijo Kreplak a modo de dar tranquilidad, aunque advirtió: “No hay que bajar la guardia, evitar al máximo el hacinamiento en el transporte público o la aglomeración de gente en las calles”.

Tanto desde la gobernación de Kicillof como desde los cinco municipios que lideran los niveles de contagio se transmitió certeza respecto de la situación sanitaria en que se encuentran hoy para enfrentar la pandemia.

La infraestructura provincial

En relación a la infraestructura sanitaria, desde la gobernación bonaerense detallaron a Infobae que se empezaron a articular trabajos con empresas constructoras y personal de infraestructura sanitaria con el “objetivo principal que es la urgente puesta a disponibilidad de áreas para internación y terapia en hospitales bonaerenses”.

Así, explicaron que hay un avance de obras en tres Centros de Atención Primaria de la Salud de Moreno, que servirán de complemento al sistema sanitario bonaerense para tratar pacientes con síntomas de coronavirus. Ya culminó la obra en la Unidad de Terapia Intensiva del Hospital Eva Perón, en el partido de General San Martín. La provincia finalizó la construcción del Centro de Salud “Villa Alcira”, en Quilmes, que funcionará como establecimiento de atención primaria.

Además, se reforzará con 20 Unidades Sanitarias Móviles la atención sobre coronavirus y así se garantizará de manera extrahospitalaria un control de las consultas.

La provincia de Buenos Aires sumará 3.700 profesionales de la salud, voluntarios y voluntarias para fortalecer la atención sanitaria comunitaria. La convocatoria se hizo a través de la página web del Ministerio de Salud y se inscribieron más de 25.000. A estos le sumarán los 200 médicos cubanos para los centros de atención primaria según ratificó el viceministro de Salud. Un decreto de Kicillof autorizó a incorporar al equipo sanitario bonaerense a personas jubiladas o retiradas que previamente realizaban tareas vinculadas directa o indirectamente con el sistema de salud.

Y ya están en marcha los hospitales modulares en los terrenos dependientes de las UPA de Varela, Quilmes, Tres de Febrero, Hurlingham y Moreno, Lomas de Zamora, Almirante Brown, General Rodríguez y Mar del Plata. Por otra parte, el gobierno nacional trabaja para la reapertura de dos hospitales en Matanza: Néstor Kirchner y René Favaloro.

Fuentes del gobierno nacional aseguraron a Infobae que los testeos en la provincia de Buenos Aires “están al día” y se cuenta con 18 laboratorios que diagnostican coronavirus.

Radiografía por cada caso

Con toda esta radiografía global que apunta a sustentar a todos los municipios bonaerenses en medio de esta pandemia, hay detalle mayor de cada uno de los cinco municipios que tienen más cantidad de contagiados de COVID-19. Según pudo reconstruir Infobae de fuentes municipales y provinciales esa radiografía para atender la pandemia en cada distrito sería la siguiente:

QUILMES. Cuatro días antes de que el presidente, Alberto Fernández, decretase el aislamiento preventivo y obligatorio en todo el país, la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza, creó un Comité de Emergencia.

Con 65 casos de COVID-19 en la actualidad se intensificaron las tareas preventivas en el Hospital Isidoro Iriarte, donde hay 233 médicos. También se estableció un trabajo articulado con los gobiernos nacional y provincial para ampliar la capacidad de camas de la Unidad de Pronta Atención (UPA) Nº 17. Allí se está construyendo un Hospital Modular de 1.000 metros cuadrados y a esto se suma el Hospital Oller, de Solano; el Hospitalito de Don Bosco; el Instituto Municipal de Medicina Preventiva Dr. Ramón Carrillo y los 40 Centros de Atención Primaria de Salud (CAPS) que hay en el distrito para afrontar la epidemia.

En tanto, en la Universidad Nacional de Quilmes se montó un Centro de Aislamiento Sanitario Institucional, que cuenta con más de 133 camas y al que se llevarán pacientes con síntomas leves de coronavirus y que no puedan realizar la cuarentena en su domicilio, ya sea por convivir con personas que integran el grupo de riesgo, o bien por las condiciones edilicias de su vivienda.

Por otra parte, Quilmes ya recibió del Ministerio de Salud de la Nación más de 10.000 barbijos quirúrjicos, 2.860 kits para médicos, 400 más caras protectoras y 270 protectores oculares.

LA MATANZA. Este es el distrito más poblado del conurbano con 1,7 millones de personas, según el censo del 2010, aunque hoy hay aproximadamente 2.400.000 habitantes. Allí están la mitad de casos por proporción de habitantes con los 105 registrados hasta ayer.

Según se pudo saber, el intendente Fernando Espinoza, hizo un seguimiento de las 9.700 personas que volvieron del exterior en el período en que se decretó la cuarentena ya que se estima que la mayor parte de los contagios provienen del exterior o del entorno directo de la persona que vino de afuera. Pero en el municipio de La Matanza temen que una apertura de la cuarentena dispare la cantidad de infectados por el alto nivel de circulación de gente.

Para atender esta pandemia, en La Matanza hay unas 500 camas de cuidados intensivos. También en el Hospital Favaloro se agregarán 100 camas de cuidados intensivos y 2.065 camas de intervención simple entre el sector público y privado. A la vez, hay 4.000 camas de aislamiento en polideportivos.

La Matanza cuenta con los hospitales provinciales Paroissien, Evita y el Balestrini que reúnen y otros cinco hospitales municipales que reúnen a 732 médicos. Hay más de seis respiradores y recibieron de la Nación más de 40.000 barbijos quirúrjicos, 5.000 kits para médicos y unas 600 máscaras protectoras.

Desde ayer en La Matanza se instrumentó un Sistema de Seguimiento de Pacientes con COVID-19. Se trata de un sistema de geolocalización y control médico que funciona desde el Centro de Operaciones Municipal (COM) y permite el seguimiento de pacientes confirmados y sospechosos de estar contagiados de coronavirus que realizan el aislamiento en sus domicilios. “Esto nos permitirá optimizar el recurso médico que tenemos”, dijo el intendente Espinoza al presentar este nuevo sistema.

SAN MARTIN. Con 99 contagiados hasta ahora, en el municipio de San Martín hacen un seguimiento de control epidemiológico en paralelo al de los gobiernos nacional y provincias. Ocurre con muchas comunas, ya que el Ministerio de Salud de la Nación ofrece a cuentagotas la información de COVID-19.

Actualmente San Martín tiene una capacidad del Sistema de Salud de 683 camas en instituciones públicas y privadas. Hay 91 camas de terapia intensiva y 97 respiradores activos. También se sumaron Centros de Aislamiento Comunitario como el del Club San Andrés con 200 camas, el CeMEF con 50, y los bomberos con 20.

En el marco de la cuarentena obligatoria establecida por el gobierno nacional, el municipio de San Martín dispuso de 777 médicos en los hospitales Belgrano y Eva Perón.

El intendente Fernando Moreira explicó a Infobae que los testeos de hisopados a asintomáticos son los que muchas veces disparan los niveles de contagio. Pero aseguró que en la actualidad la comuna que dirige “está preparada para una demanda mayor a la cantidad de infectados que hoy existen”.

A su vez, el intendente de San Martín reveló que entre la semana epidemiológica 16 (12 al 18 de abril) y la 17 (19 al 25 de abril) se registró una disminución en la cantidad de casos positivos de COVID-19. Desde el 1 de marzo, se asistió a 3.247 pacientes (376 fueron casos sospechosos de COVID-19), y se trasladó a 66 pacientes. Así, se incorporaron nuevas líneas de atención en Salud para consultas e información sobre el coronavirus.

El intendente Moreira reunió a los equipos de los Hospitales Thompson, Belgrano, Eva Perón, Anchorena, Corporación Médica y Santa María, con el objetivo de fortalecer la red de salud en el Municipio y continuar el trabajo coordinado con los ministerios de Salud de la Nación y de la Provincia.

San Martín fue una de las primeras ciudades en instalar un triaje en las inmediaciones de su hospital municipal, según el protocolo de la Organización Mundial de la Salud, con el objetivo de evitar el contacto entre los pacientes.

VICENTE LÓPEZ. En Vicente López la gran mayoría de los 61 casos registrados hasta ahora fueron importados por vecinos provenientes de viajes al exterior. El intendente Jorge Macri desplegó un operativo de emergencia en cinco hospitales de campaña para alojar a personas positivas de COVID-19 que por su estado no requieren hospitalización. Allí hay funcionan en la Sociedad de Fomento de Villa Martelli 100 camas; en la Sociedad de Fomento de José Hernández, 120; en el Obispado, 29; en el Club VILO, 22 y en el Campo 1, 24.

A la vez, el Hospital Dr. Bernardo Houssay cuenta con 17 camas de terapia intensiva, seis de terapia intermedia y nueve de shock room. Hay 295 camas en hospitales de campaña para alojar pacientes con sintomatología leve. Y en el Hospital Cetrángolo, 93 médicos.

Según explicaron en el Ministerio de Salud de la provincia, Vicente López es el de un distrito que cuenta con una fuerte infraestructura del sistema sanitario privado que descomprime mucho los focos de contagio en centros públicos. Y se percibe claramente que los casos detectados provienen de estratos sociales medios y altos.

MERLO. El caso de Merlo es bastante particular porque con una población no mayor a los 500.000 habitantes tiene unos 69 casos de COVID-19.

Desde la intendencia de Merlo explicaron a Infobae que “resulta llamativo los niveles que se le dan a distritos como Lomas de Zamora, Moreno o Almirante Brown con poblaciones mayores y niveles de contagio en las cifras oficiales más bajos que los nuestros”.

Actualmente en Merlo hay 620 camas extra hospitalarias para enfrentar la pandemia, 125 camas hospitalarias y 845 camas entre el sector privado y el público. Se entregaron cinco respiradores en el hospital Héroes de Malvinas, donde hay 171 médicos. El gobierno nacional envió 7.800 barbijos médicos, 1.800 kits y 400 máscaras protectoras.

Hace una semana, el intendente Angel Murrone escribió una carta abierta a la ciudadanía donde expresó: “Estamos trabajando mucho para que el impacto de la pandemia no sea tan terrible”. Allí detalló que en el Hospital Eva Perón hay 12 camas de unidad intensiva y 14 de shock. También destacó que cuenta con el apoyo de “un centenar más de camas del sector privado”. Al parecer, el apoyo del sector privado es una variable que muchos intendentes toman en cuenta para enfrentar la pandemia ante una eventual ola de contagios y un desborde del sistema estatal de salud.